Aquel viejo refrán, la letra con sangre entra, ya no se utiliza como antes porque, además de políticamente incorrecto, preferimos medios mejores para educar a los niños, aunque tal vez no fue nunca un mensaje para los más pequeños. Tiempos como...