9º ENCUENTRO DE WOMEN CEO. 22 de noviembre de 2012. IBERIA

9º ENCUENTRO DE WOMEN CEO. 22 de noviembre de 2012. IBERIA

Actividades Cafés de trabajo Nuestras Reuniones

¿ES REALMENTE POSIBLE ALCANZAR UN 40% DE MUJERES EN LOS CONSEJOS PARA EL 2020?

Fue la pregunta a la que CARLOS PELEGRÍN FERNÁNDEZ, Director de Desarrollo de Recursos Humanos de IBERIA, trató de responder en su ponencia en nuestro desayuno del pasado jueves.

Carlos empezó manifestando que conseguir  un mayor equilibrio de género en la alta dirección de las empresas, requiere un cambio cultural en la sociedad y evidentemente en las empresas.

Citó los tres pilares que considera básicos para el progreso y mejora de performance y rentabilidad de las empresas españolas:

–         Innovación permanente

–         Calidad de Management

–         Gestión integral del “YO”

Y como, en su opinión, una mayor diversidad de género en los puestos de decisión de las empresas, puede  suponer una importante aportación a la consecución de estos objetivos.

Aunque apuntó que hay que empezar para impulsar todas las diversidades:

–         Género

–         Edad

–         Nacionalidad

–         Pensamiento

Porque esto ayudará que las mujeres accedan más fácilmente a estos puestos.

Centrándose en la forma en que una mayor presencia de mujeres en puestos de alta dirección podría impulsar la mejora de las empresas indicó:

–         En cuanto a innovación, es sabido que es incompatible con la mentalidad del beneficio a muy corto plazo –muy masculino-  y que el enfoque de las mujeres a más largo plazo, puede resultar muy beneficioso. También la mayor facilidad femenina para colaborar en igualdad (en vez de basarse en la imposición), que es otro de los requisitos necesarios para que la innovación florezca.

–         En relación con la Calidad de Management, está probado que las mujeres desarrollan un tipo de liderazgo mucho más integrador, dialogante y de colaboración en equipo, que resulta mucho más eficaz en la empresa actual.

–         Y si hablamos de “gestión integral del YO”,  las habilidades femeninas parecen adecuarse más a conceptos como generosidad, trascendencia en el trabajo, servir no sólo a los propios intereses sino a los intereses generales del equipo… Todo esto conllevará un cambio en la sociedad en general que supondrá reequilibrar los papeles de hombre y mujer en la familia.

Carlos se declaró partidario de las cuotas, aunque dando el tiempo necesario para que ese mayor equilibrio de género en los puestos de decisión de las empresas se produzca sin generar grandes traumas, ya que hacerlo a muy corto plazo sería prácticamente imposible.

Abogó por los procesos de selección de directivos claros, transparentes, basados en los méritos y las capacidades, y en que en las ternas que se presenten haya al menos una mujer, aunque haya que buscarla fuera de la empresa, si dentro no se encuentra a la candidata adecuada (igual que se hace con los candidatos masculinos).

Carlos indicó que uno de los puntos débiles de las mujeres en su ascenso a los puestos directivos es su poca tendencia a hacer lobbing, y que el networking interno y externo es absolutamente necesario para progresar profesionalmente.  Así como estar bien informada de cuáles son las relaciones de poder dentro de la empresa y qué se “cuece” en ella en cada momento.

También que las mujeres deben ser más asertivas en sus planteamientos profesionales, ser menos humildes, proyectar mejor su imagen, y tener una visión más amplia y más transversal.

Lo que definió como “tener un estilo más expansivo”.

Carlos señaló como argumentos a utilizar en la proyección de la imagen  de la mujer profesional en los medios de comunicación, los casos de éxito empresarial de mujeres directivas (si es posible con hijos, para que esta opción no aparezca como barrera infranqueable para tener éxito) y basarse en  las conclusiones de los estudios realizados por consultoras y otras instituciones, que avalan que la presencia de mujeres en puestos de decisión mejora el performance de las empresas. Resaltando que hacer más competitivas las empresas es el objetivo de la diversidad.

El encuentro estuvo presentado por Ana Lamas, presidenta de WOMENCEO  y contó con la presencia de Eva Levy, reputada experta en captación de mujeres para los Consejos de Administración y Alta Dirección y habitual de los encuentros de la asociación, quien señaló que  “tras la aprobación de la directiva europea, se pondrá en marcha una batería de medidas sobre el tema a adoptar por parte de las empresas” y que es necesario hacer visible a las mujeres y tener una voz fuerte en los medios de comunicación y en el ámbito institucional, haciéndose oír con contundencia en todos los asuntos que nos atañen, porque “la Europa de 2020 no será posible sin las mujeres“.

 

 

Deja una respuesta