Las empresas cotizadas deberían sustituir a 352 hombres por mujeres para tener consejos paritarios.

El 40% de representación femenina no se alcanzará hasta dentro de 20 años si España no aplica medidas específicas.

España tiene el Gobierno con más mujeres de Europa. Es ejemplo mundial de paridad política, pero el equilibrio no llega al mundo económico.

En los consejos de las cotizadas, las mujeres representan solo un 18%. Para alcanzar la paridad —una presencia femenina de, al menos, el 40%— las firmas españolas de la Bolsa deberían sustituir a 352 altos ejecutivos varones por mujeres, según un informe publicado en Fedea, que recomienda una política de cuotas obligatorias como las que han funcionado en Noruega e Italia. Al ritmo actual y sin medidas específicas, España necesitaría más de 20 años para alcanzar la paridad. La Ley de Igualdad, aprobada en 2007, recogía ya la necesidad de paridad en las empresas pero como una recomendación. Las cotizadas “procurarán incluir en su consejo de administración un número de mujeres que permita alcanzar una presencia equilibrada de mujeres y hombres en un plazo de ocho años”, decía el texto normativo. Había que procurarlo pero como queda patente no se procuró:

El 18% de las empresas cotizadas no tienen ni una sola consejera —la excepción son las 35 del Ibex, todas con representación femenina— y el 72% tienen apenas dos o menos. Solo una de cada 10 cotizadas —una de cada cuatro en el grupo del Ibex— superan el 30% de presencia femenina. El sector con menos representación de mujeres es el de bienes de consumo (16,7%) y el que más, servicios financieros e inmobiliarios (18,9%).

España está a la cola de Europa de presencia femenina en los Consejos de su cotizadas, como se aprecia en el gráfico adjunto.

A la cabeza países como Noruega, Francia, Bélgica, Alemania, Italia e Islandia, que ya aplican políticas de cuotas obligatorias para alcanzar entre el 30% y el 40% de mujeres en los consejos. A destacar el ejemplo italiano, donde una normativa de 2011 impuso cuotas obligatorias para las empresas que cotizan en bolsa y para las públicas. La presencia de mujeres ha subido desde entonces del 6% al 34%. Noruega fue el país pionero al introducir por ley una cuota obligatoria del 40% en 2005 que entró en vigor tres años después. Le siguió Islandia estableciendo la misma cuota en 2013. En Italia es obligatorio que haya un mínimo del 33% de mujeres en los consejos. Alemania tiene una cuota del 30% desde 2016 y Francia, del 40% desde el año pasado. El último país europeo en establecer estos mínimos obligatorios ha sido Bélgica, que la ha implantado este mismo año (33%).

 

Fuente: El País

21 diciembre, 2018|Noticias, WomenCEO|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies